Estos son los proyectos que hemos desarrollado para brindarles a nuestros niños las habilidades que les darán acceso a empleo y puedan mantenerse a través de sus ingresos.

Producto fresco, mentes frescas

Gracias a la generosidad de uno de nuestros benefactores, la iniciativa Jardín de Ángeles despegó en 2015 para enseñar a los niños cómo cultivar diferentes productos como (frutas, hortalizas y pantas medicinales). El producto que cultivamos se ha convertido en un recurso central para alimentar a nuestros niños a diario, a la vez que aporta un ingreso extra para nuestras operaciones de la parte que se vende.